NOCHE Y MUERTE


 

 

La noche es la serpiente de colores que baja desde el sol al inframundo buscando el manantial de los amores en veinte mariposas de un segundo.

La noche es el ritual de los espinos que deja el escorpión en la memoria, el fuego de mandrágora y cominos que enseñan los fulgores con historia.

La noche es el poder de la candela que torna cada lágrima sombría en pájaros del alba y de canela.

La noche es detenerse en cada verso, creer en la metáfora del día y en paz reírle al sol cuando se abra.

 

DIOS JAGUAR

 

Un sol es el jaguar color topacio, el príncipe que alumbra el inframundo, camina hacia el lucero muy despacio pues sabe que del trópico es oriundo.

Un sol es el jaguar, amor que asombre, el sol que descendió y subió al lucero, se llama Itzamná y así es su nombre, pronuncia con amor: “A todos quiero”.

La sombra de un murciélago lo envuelve, la fuerza del demonio no lo oprime, con lumbre espiritual el mal disuelve.

Relámpago de furia Ah Puch lo mata, la muerte es un suspiro que se imprime, la clave de la vida le arrebata.

 

Lic. Sergio Hernández Puga©

Cronista de Hecelchakán

05 de Abril de 2012

Copyright

 

Fotografía: Lecho funerario de piedra del Dios Pakal, Gobernante de Palenque en el Templo de las Inscripciones. Dibujo de Agustín Villagra. Del libro Rostros de lo Sagrado en el Mundo Maya de Mercedes de la Garza/Editorial Paidós Mexicana, S. A., y Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Autónoma de México. ISBN: 968-853-392-0, 193 Págns.