LA HAMACA


 

 

 

La hamaca es un tejido ancestral que ha quedado como un legado perdurable en las costumbres del Municipio de Hecelchakán. La hamaca es de uso cotidiano en los hogares para descansar y para dormir, el suave vaivén de sus movimientos ayudan a conciliar el sueño y refrescan del agobiante calor que es común en el clima de esta región.

A diario los habitantes de Hecelchakán duermen en las hamacas que, como el péndulo de los relojes, se mecen para descansar del diario trabajo. Es un tejido artesanal muy apreciado por los habitantes de la Sabana del Descanso.

Tiene su origen en las costumbres del pueblo maya donde el tejido era una práctica cotidiana de las mujeres. La diosa Ixchel es el símbolo femenino de las actividades de la mujer, entre las cuales se encuentra el tejido. El glifo Pop es muy importante en la escritura antigua y está simbolizado por un tejido.

Bernardo Ponce Font en su libro “La realidad de un sueño”, que es una trascripción de un documento probable del siglo XVII o XVIII lo consigna de la siguiente manera: “En uno de los extremos de la sala levantábase un pequeño y rústico altar, sobre el que se elevaba una cruz de madera adornada de flores silvestres, y en el otro extremo, en una hamaca de hilo de henequén, se veía, envuelto en blanca sábana, el cuerpo de una mujer…”.

En la actualidad, a más de ser un hábito, es también una fuente de financiamiento, ya que el urdido de las hamacas es una actividad artesanal muy apreciada por el turismo de otras naciones y aún de visitantes de otros estados.

El urdido de la hamaca en nuestra región tiene características propias por el tejido denso, cerrado, que lo hace cómodo y resistente. Una hamaca bien cuidada y de buena calidad puede tardar de 6 a 8 años para que empiece a deteriorarse.

La hamaca es el lecho donde el pueblo reposa sus fatigas, sus enfermedades y sus momentos de alegría. Siempre está presente en la vida cotidiana de cada uno de nosotros y su suave vaivén, como las olas, nos refresca y nos relaja de nuestra actividad diaria.

 

Volver