¿EUTANASIA O ESTERILIZACIÓN?


 

    

           Es común en el Estado realizar campañas de eutanasia canina para controlar la proliferación de perros callejeros de dueños irresponsables.

 

Eutanasia significa crueldad, sentimientos degradados y un corazón vacío hacia la vida y el respeto a los amigos silvestres del hombre. Es una dantesca manifestación del ser humano que vaga por senderos de oscuridad, carentes de amor y del espíritu que nos enseña a respetar la vida de un animal dócil, fiel y compañero inseparable como es el perro.

 

Repugnan a mi corazón estas acciones insensibles que no solucionan el problema, sino que lo convierte en un ciclo repetitivo de adoración a la muerte. Es un culto reprochable, abominable, que hiede malignidad donde no hay luz.

 

            Amemos todas las manifestaciones de la creación, respetemos el derecho a una vida digna del amigo fiel del hombre que forma parte de la vida familiar, juega con los niños, ahuyenta a las personas indeseables, es guardián de la casa y a cambio sólo pide cariño, respeto y un mendrugo de pan.

 

Siempre se manifiesta falta de recursos para emprender acciones favorables, positivas, que sean muestra de un sentido del orden y de armonía con la sociedad y la vida animal y ecológica, como sería una campaña de esterilización de gatos y perros, que es lo más recomendable.

 

Esterilizar cíclicamente mantendría un equilibrio de la vida animal, daría una mejor calidad de vida a estos seres vulnerables, y a los ojos del universo sería ascender hacia una escala de valores que engrandecen el espíritu humano.

 

No a la muerte y sí a la vida. Amemos el porvenir, disfrutemos de todos quienes nos rodean, incluyendo nuestras mascotas, respetemos las manifestaciones vivas de la naturaleza, porque son parte del ritmo con que palpitamos bajo el sol.

 

Eutanasia es un acto que hiede y corrompe, esterilización es dignidad y manifestación de amor. No apaguemos la poca de luz que cada día es más escasa en el mundo, antes bien, encendamos el pebetero de los designios del espíritu ferviente del orden cósmico. Pido por el respeto a la vida del mejor amigo del hombre.

 

Volver