QUIERO SEGUIR ESCRIBIENDO

 

             Fátima Chay Valladares es una muchacha alegre y con libertad en la fluidez de sus palabras, se expresa con seguridad y tiene sus objetivos bien definidos. Ella es una escritora de Hecelchakán que esperamos en le futuro siga aportando sus ideas y sus obras literarias.

-Comencé a escribir en la secundaria, dice,  en un concurso de comprensión de texto gané el primer lugar y me gustó, y desde entonces empecé a redactar temas sobre mi vida.

Acerca de la temática de su cuento “Morir es comenzar a vivir”, le inquirí sobre el sentimiento de muerte en la juventud, que es un reflejo del argumento de su cuento:

-Los logotipos de la muerte en las playeras de los jóvenes tienen varias razones ya que ellos viven en situaciones agresivas, tratan de salir de sus problemas, expresan sus sentimientos, el descontento con las demás personas.

El desarrollo de la actividad literaria en los jóvenes no se promueve con el entusiasmo que se requiere y Fátima expone al respecto los siguientes motivos: “La costumbre de leer y escribir se está perdiendo por la computadora y el internet, que en cierto modo, son importante, nos dan cultura y comprensión, pero limitan la reflexión. Queremos que nos den cursos para el desarrollo del arte de escribir”.

Para desarrollar plenamente su cuento “Morir es comenzar a vivir”, tuvo la asesoría de la maestra Silvia María Caamal Poot que la ayudó con su experiencia a concluir su cuento bien cuidado y desarrollado con calidad literaria.

Concluyó afirmando que se siente satisfecha de su vocación de escritora, y que continuará expresando sus ideas: “Quiero seguir escribiendo mis ideas, porque son importantes para la juventud creadora”.

 

Volver