CREO EN TI

 

 

 

Creo en ti orfebre santo,

creador del universo;

artesano de mi vida,

de la luz y del amor.

 

Creo en ti orfebre santo,

tejedor del mar y el cielo;

arquitecto de los peces,

de las aves y de mí.

 

Me fraguaste con ternura

en el yunque de la vida;

y me diste las estrellas,

el amor y el paraíso.

 

Me forjaste con arena

fecundada por la lluvia;

y pusiste un arco iris

en la paz de mi conciencia.

 

Tus palabras son parvadas

de sinfónicos cenzontles

que me guían con su canto

al santuario de tu amor.

 

Voy a ti enamorada,

voy al sol de tu presencia;

a ofrendarte mi plegaria,

a decirte: Creo en ti.