EL VIERNES SANTO EN INDEPENDENCIA


 

   

   

 

La Vía crucis o el camino de la cruz es un ritual que los habitantes de la comunidad de Independencia en el Municipio del Carmen realizan con devoción y fortaleza de espíritu. Los señores de mayor edad son los que participaron de esta celebración, aunque es para todo aquel voluntario que así lo desee.

            Partiendo de la capilla los señores se van relevando para cargar la cruz en cada una de las estaciones. Todos visten de manera casual y los altares de cada una de las estaciones están colocados de tal modo que rodean prácticamente toda la comunidad para retornar a la capilla.

            Son las 9 de la mañana y empieza el vía crucis. Confiados en su fortaleza cargan la cruz de madera que pesará aproximadamente 40 o 50 kilos. El ruido de la cruz sobre la terracería de sascab duro se escucha junto con los cánticos de las mujeres, que son quienes más participan.

             La madera en contacto con la tierra blanca produce un ruido sonoro y después de una estación lo carga otro de los ancianos, y así hasta terminar la Vía crucis. Con la cruz de madera a cuestas se van recorriendo las estaciones. El viento sopla y refresca la mañana. Son las 10 y hace calor, hay muchos árboles nativos y otros conocidos como el cedro, plantas de flores y las tradicionales casas de madera y techo de lámina de las comunidades del sur del Estado.

             La última estación está ubicada en la tienda “La veracruzana”, a pocos metros se encuentra la capilla. Algo cansados por el recorrido, pero todos los participantes sienten la quietud y la paz en su interior. Todos vuelven a su casa.

 

Volver