Incertidumbre


 

 

Y ya no quiero saber

nada, ¡nada!

ya no quiero nada,

no pido ni quiero

que me den…

Si el pájaro trina

y la abeja zumba

¡maldición!

 

Que cada quien

haga lo suyo

¡los odio!...

qué más quisiera

¡qué más quisiera!

No sé ¡no sé!...

esta incertidumbre

sacude las ramas

de los árboles, crujen

…se caen las hojas y

por fin el árbol

muere…

 

No hagas caso de la gente


 

No hagas caso de la gente

cuando decidas vivir,

sólo actúa indiferente

y limítate a reír.

 

No hagas caso de las voces

que pretenden envidiar,

todos ellos no son dioses,

sólo saben envidiar.

 

Deja que hablen y murmuren,

vive con sinceridad,

deja que hablen y aseguren,

vive tu felicidad.

 

No hagas caso de esa gente

que el amor lo manda Dios,

no hagas caso sólo siente

que el amor es de los dos.

 

Perdóname


 

Perdóname

si me excedo al quererte,

pero es que mi amor es grande,

más grande que el mar.

 

Perdóname

que quiera protegerte

con demasiado esmero

que te llegue a molestar.

 

Pero todo es porque mi amor

es grande y exagero un poco

sin darme cuenta de mi error,

porque tú me dejas loco.

 

Es imposible no amarte

tan profundo que te asuste,

necesito cada parte

de tu cuerpo que me guste.

 

Perdóname,

le diré a mi corazón

que no sea tan ansioso

y trate de frenarse

y se conduzca

con más moderación

al brindarte todo mi amor

sin ilusionarse.

 

 

Página intermedia